Ya cinco mil años antes de nuestra era soldadura era una técnica muy popular para unir materiales. La arqueología conoce muchos casos de artefactos producidos con metales preciosos mediante esta técnica. Hoy en día, la soldadura, junto a la soldadura, es el método más popular para unir partes de materiales. Esta técnica consiste en unir componentes mediante soldadura, que es un agente de unión metálico. Su punto de fusión es inferior al de los componentes a soldar. Para realizar la soldadura correctamente, la soldadura debe realizarse a una temperatura superior al punto de fusión, pero no superior al punto de fusión de los materiales a unir. La soldadura fuerte se utiliza para metales y no metales (vidrio, cerámica, grafito). Es posible unir no sólo materiales homogéneos, sino también materiales que difieren en su estructura. La mayor diferencia entre la soldadura fuerte y la soldadura blanda es que la soldadura produce temperaturas muy altas, que funden el material adicional y los bordes de las piezas a unir. Se garantiza una conexión permanente mediante la creación de un adhesión y difusión. Para formar una unión soldada, debe haber una unión metálica entre la soldadura y los componentes. Para ello, la soldadura líquida debe mojar los materiales a soldar. La soldadura se divide según la temperatura de fusión de la soldadura en:

  • soldadura fuerte a alta temperatura (a partir de 900°C)
  • Brazing (por encima de 450°C)
  • Soldadura blanda (por debajo de 450°C)

La soldadura, también conocida como material de soldadura fuerte, es el material utilizado para la unión y la herramienta de soldadura es un soldador o soplete. También se utilizan hornos especiales durante el proceso de soldadura.

Desoldadura

Para invertir la soldadura, se utiliza lo siguiente desoldadura. Se trata de un proceso inverso y se utiliza para reparar o sustituir componentes soldados. Es una actividad esencial para la reparación de equipos. Para desoldar podemos utilizar un soldador o un desoldador, normalmente junto con un extractor de estaño. Para eliminar el estaño, se utiliza un soldador o una cinta desoldadora. Cuando sea difícil desconectar los componentes y exista el riesgo de dañar alguno de ellos, se debe utilizar un utillaje especializado.

La soldadura en la industria

La soldadura industrial en masa de los componentes creados mediante la técnica de ensamblaje de agujeros pasantes se lleva a cabo mediante el método denominado "de onda". Se trata de mover el circuito impreso cuando todos los componentes necesarios ya están insertados. Se forma una joroba transversal en la superficie de la soldadura, que se coloca en el receptáculo de soldadura. Así se forma una ola, cuya parte superior se encuentra con la parte inferior de la placa de circuito impreso en movimiento y las partes de metal quedan cubiertas por la soldadura fundida. Una vez que la soldadura se ha enfriado, forma una conexión muy cualitativa. La soldadura sin contacto consiste en calentar los componentes con aire caliente o infrarrojos. Se utiliza para los circuitos impresos. En esta situación, el fundente y la soldadura se aplican en forma de pasta en varias zonas del circuito. Cuando todo está en su sitio, la placa y otros componentes se calientan con el aire caliente antes mencionado o con el llamado calor infrarrojo. calentador de infrarrojos. Posteriormente, el circuito se enfría, la soldadura se coagula, las juntas se enfrían y el proceso finaliza. Las estaciones de soldadura modernas que utilizan aire caliente se denominan aire caliente. En ellos, una bomba genera un flujo de aire que se calienta a una temperatura determinada. Todo está supervisado por un microprocesador, cuyas tareas incluyen la regulación de la temperatura, el flujo de aire y el tiempo de funcionamiento. Para regular el flujo de aire según se desee, se utilizan boquillas.

Soldadura sin plomo

Este tipo de soldadura se realiza con una aleación sin plomo. El 1 de julio de 2006, la Unión Europea introdujo una restricción en el uso de sustancias peligrosas, como por ejemplo el plomo en las soldaduras. Desarrollos tecnológicos obligó a cambiar los parámetros del equipo o a sustituirlo por completo para adaptarse a las nuevas necesidades. En la tecnología sin plomo, hay algunos obstáculos que dificultan todo el proceso, como:

  • Posibilidad de que se produzca el llamado tizón del estaño a bajas temperaturas
  • Aparición de bigotes de estaño que provocan cortocircuitos y diversos tipos de daños
  • Aumento de la temperatura de flujo de la soldadura

Existe el riesgo de que se formen cordones capilares en las resistencias y condensadores, que pueden variar en: tamaño dependiendo de cómo se hayan formado. Las causas de este fenómeno son

  • Tobogán caliente
  • Muy poca fluidez
  • Mojabilidad del flujo

Para que este tipo de soldadura tenga lugar, las temperaturas en el rango de 215-220°C. Debido a la superficie mate y granulada de la soldadura sin plomo, es difícil detectar una mala conexión o la llamada soldadura en frío.

Soldadura bajo la influencia del nitrógeno

Este tipo de proceso consiste en introducir nitrógeno donde se funde la soldadura. Esto mejora el rendimiento de la junta. La soldadura en atmósfera de nitrógeno se utiliza tanto en la producción en serie como en el trabajo manual.

Soldadura blanda

Este tipo de soldadura se realiza a una temperatura no superior a 450°C (normalmente alrededor de 320). Consiste en unir un metal con un punto de fusión inferior al de los metales que se unen. Esta técnica se utiliza a bajas temperaturas de funcionamiento, es decir, por ejemplo, en circuitos electrónicos, cables electrónicos, chapas metálicas, etc.

Los metales más comunes utilizados en la soldadura blanda son el acero, el latón, el zinc o el cobre. La soldadura blanda se funde a una temperatura de 183-280°C. Se pueden encontrar en forma de alambre, placas, polvo o palos. Las aleaciones más utilizadas en la soldadura fuerte son el estaño, el bismuto, el cadmio y el antimonio. El fundente se utiliza para reducir el punto de fusión de la soldadura, evitar que se oxide y mejorar la penetración en estructuras metálicas de difícil acceso. Los fundentes se encuentran muy a menudo en forma de diversos líquidos cáusticos, una pasta especial o en forma sólida.

Brazing

El tipo de soldadura que se realiza a temperaturas superiores a 450°C. En su fabricación se utilizan soldaduras duras. Por medio de Soldadura se combinan aceros al carbono, al tungsteno, al molibdeno o al níquel. Además, se utilizan con oro, plata o cobre. El proceso de soldadura fuerte utiliza quemador de acetileno-oxígenoo una lámpara de soldar. También es posible soldar por inducción con una corriente eléctrica o en un fuego de herrero. Es muy importante utilizar los fundentes adecuados, que sirven para disolver los óxidos metálicos, facilitando que la soldadura se disuelva y penetre mejor en todas las grietas. Además, evitan la oxidación de todo el proceso.

Diferencia entre la soldadura y el soldeo

Durante el proceso de soldadura, los dos metales se funden por el calor generado. Esto se debe a la formación de un enlace atómico, que mejora enormemente el efecto de unión. La soldadura fuerte, en cambio, no produce este tipo de unión, lo que significa que se necesita un tercer metal, llamado soldadura, para unir las piezas. Después de soldar, queda una costura gruesa y de aspecto feo, que hay que enmascarar después. La soldadura, en cambio, proporciona un efecto mejor y menos llamativo. Además, la soldadura requiere menos tiempo que la soldadura, lo que sin duda juega a su favor.