La energía solar es un recurso inagotable, una de las fuentes de energía más limpias y, por tanto, respetuosa con el medio ambiente. En nuestro planeta, disponemos de una enorme cantidad de energía solar obtenida del sol. Podemos hacer un buen uso de esta energía solar.

 Fotovoltaica: qué es y cómo funciona

el sol que brilla en los tejados de las casasLa palabra ''fotovoltaica'' viene del inglés ''photovoltaics'' que significa: ''foto'' - luz y ''voltio'' - unidad de medida de la tensión. Una abreviatura común es PV.

La fotovoltaica, por tanto, es el campo de la ciencia que se ocupa de la conversión de la luz solar en electricidad. Es decir, la generación de electricidad a partir de los rayos del sol. Esto es posible gracias al uso de varias tecnologías, principalmente la fotovoltaica. Esta conversión de la luz en electricidad tiene lugar en las llamadas células fotovoltaicas. Se trata de una fuente de energía renovable respetuosa con el medio ambiente.

Las células fotovoltaicas se fabrican a partir de un material semiconductor (suele ser silicio) y al unirse forman un módulo fotovoltaico. Este módulo está alojado en un marco de aluminio o acero para proteger las células de los daños mecánicos. En estas células se produce el fenómeno fotovoltaico: la conversión de la energía del sol en corriente continua. Esta corriente llega a un dispositivo llamado inversor. Aquí, la corriente continua se convierte en corriente alterna (es decir, la que tenemos en los enchufes de casa).

La instalación fotovoltaica incluye:

  • Paneles fotovoltaicos (llamado solar) - convertir la energía del sol en electricidad

Pueden ser monocristalinas o policristalinas. Se diferencian en el color, la estructura y la eficacia. Los paneles monocristalinos son de color negro, mientras que los policristalinos son azules. Los monocristalinos tienen una mayor eficiencia y potencia que los policristalinos.

También hay paneles de células CIGS (buenos para las fachadas de los edificios) y paneles de células CdTe (tienen un color rojo característico y están hechos de una sola célula).

  • Inversor - convierte la corriente continua en corriente alterna

Se le conoce como el corazón de la instalación. Regula el funcionamiento del sistema fotovoltaico. Su tarea es también proporcionar protección durante un fallo, durante un corte de energía en la red. En este caso, desconecta el sistema fotovoltaico e interrumpe la distribución de energía. El inversor puede montarse de forma externa o interna. Hay tres tipos de inversores: inversores centrales, microinversores e inversores de cadena.

  • Sistema de montaje - permite montar los paneles en una gran variedad de tipos de tejados y superficies

La mayoría de las veces es de acero inoxidable y/o aluminio, ya que estos materiales son resistentes a la oxidación.

  • Cableado - cables que conectan las instalaciones a la red interna

Se necesitan accesorios especializados para conectarlo todo. Entre ellos se encuentran la protección AC/DC, las cajas de conexiones, los conectores MC4 y los divisores. Este cableado debe ser resistente a las duras condiciones meteorológicas y a los rayos UV.

Como todo, una instalación fotovoltaica también tiene ventajas e inconvenientes. Las ventajas de una instalación fotovoltaica son:

  • Posibilidad de vender el exceso de energía almacenada
  • Acceso total a la energía solar
  • Independencia del aumento del precio de la electricidad
  • Con la generación continua de energía, cero emisiones de carbono
  • Garantizado durante 25 o incluso 40 años

En cuanto a las desventajas de una instalación fotovoltaica, la principal es su coste inicial.

Antes de comenzar la instalación, es muy importante montar y comprobar los distintos componentes. Es necesario analizar, por ejemplo:

  • posibilidad de colocar los paneles (por ejemplo, en el techo o en el suelo)
  • diseño del tejado
  • tipo y número de módulos fotovoltaicos
  • selección del inversor
  • los tiempos de uso de la energía

Instalador fotovoltaico: a qué se dedica y sus cualificaciones

instalador de tejados para paneles fotovoltaicos".El trabajo en la fotovoltaica consiste en adaptar un edificio residencial, público o comercial para tomar la energía solar y convertirla en electricidad. Desde el punto de vista técnico, se trata de instalar los paneles, conectarlos a un inversor y conectarlo todo a la red eléctrica.

La instalación de un sistema fotovoltaico puede parecer una tarea sencilla a primera vista, pero en realidad no lo es. Se genera mucha tensión y potencia, por lo que una instalación incorrecta puede provocar un incendio, un cortocircuito o algún otro peligro. Por ello, el responsable de la instalación (instalador fotovoltaico) debe estar cualificado.

El instalador fotovoltaico es una profesión relativamente nueva en el mercado y aún no es del todo conocida por todos. ¿En qué consiste su trabajo? Sus funciones incluyen:

  • Instalación de sistemas fotovoltaicos
  • Configuración del inversor
  • Trabajos eléctricos
  • Montaje de los inversores junto con la protección en el lado AS y CD
  • Puesta a tierra y mediciones eléctricas
  • Instalación de rutas de cables para el sistema fotovoltaico
  • Atención al cliente
  • Instalación de estructuras en el suelo y en el techo - trabajos relacionados

¿Qué cualificación debe tener un instalador fotovoltaico? Una persona que se dedique a este sector debe poseer al menos una de estas cualificaciones:

  • Autorizaciones de la SEP (Asociación de Electricistas Polacos). Toda persona que realice trabajos eléctricos debe tener uno. Este certificado de cualificación, que le autoriza a ocuparse del funcionamiento de equipos, redes e instalaciones, debe ser válido.
  • La posesión de un certificado que confirma la cualificación para instalar fuentes de energía renovables. Este certificado lo expide la Oficina de Inspección Técnica (UDT). El certificado se expide por 5 años. Para obtenerla, el titular debe seguir una formación en un centro designado a tal efecto y superar un examen estatal ante una comisión de la UDT.
  • estar cualificado para trabajar en altura. El instalador debe tener esta cualificación, ya que la instalación de los paneles a veces requiere trabajar en el tejado, en cuyo caso debe respetar las normas de protección personal y de seguridad e higiene.

Con cada vez más instalaciones de paneles solares, el trabajo de instalador parece ser un ingreso seguro. Además, es posible encontrar empleo en otros países europeos.

El tremendo desarrollo tecnológico que se ha producido en el mundo en los últimos años, junto con el desarrollo de nuestra conciencia ecológica, ha hecho que la energía fotovoltaica sea una de las industrias de mayor crecimiento en la actualidad. Los mayores mercados fotovoltaicos del mundo son China y Estados Unidos. En Europa, los Países Bajos y Alemania están a la cabeza, seguidos por España. Según las previsiones de Social Power Europe, la capacidad fotovoltaica mundial aumentará en 225 GW en 2023.

En Polonia, la energía fotovoltaica también es cada vez más común. La capacidad instalada de fotovoltaica en febrero de 2021 era de 4244,03 MW, y este año es más del doble. El número de nuevas instalaciones fotovoltaicas supera las 45.000 unidades.