Soldadura A pesar de las apariencias, no es un asunto tan sencillo como a veces podemos ver en las películas. Es una forma rápida de unir dos cosas, pero requiere precisión y habilidad.

¿Qué es la soldadura?

La soldadura fuerte es un método de unión de varios componentes en el que un adhesivo fundido rellena el espacio entre las superficies estrechamente ajustadas de las piezas que se van a unir mediante fuerzas capilares. Este método se utiliza principalmente para unir metales, pero no hay ningún obstáculo para utilizarlo también con materiales no metálicos.

La soldadura es uno de los tres métodos de unión permanente de materiales. También podemos distinguir entre soldadura y soldador. Lo más característico de la soldadura fuerte es la unión de materiales en estado sólido; esto es lo que distingue a la soldadura fuerte de la soldadura blanda y la soldadura. La unión de materiales a bajas temperaturas ha permitido que la soldadura se desarrolle de forma significativa a lo largo de la historia y, lo que es más importante, esta característica sigue siendo su principal punto fuerte.

soldadura blanda y dura

¿Por qué es tan popular la soldadura?

  • Evitar las complejas y difíciles condiciones metalúrgicas y tecnológicas para unir metales y sus aleaciones mediante otros métodos de unión
  • Es muy parecido al rango de temperaturas de los procesos de soldadura. La temperatura puede variar entre 100 y hasta 1.400 grados Celsius, según las necesidades del
  • Gran variedad de diseños de juntas soldadas
  • Puede unir casi todos los metales y aleaciones metálicas e incluso materiales con propiedades físicas y químicas muy diferentes
  • Unión de metales con no metales
  • Unir piezas de diferentes formas y tamaños
  • Facilidad de mecanización y automatización de los procesos de soldadura

Metodologíasoldadura blanda frente a soldadura dura

Podemos dividir la soldadura fuerte en dos formas, dependiendo de la temperatura de fusión de los aglutinantes:

  1. Soldadura blanda: debe realizarse a una temperatura que no supere los 450 grados centígrados, siendo la más habitual la de unos 320 grados. Este método es el más utilizado para unir piezas con bajas tensiones en las uniones y baja temperatura de trabajo, pueden ser circuitos electrónicos, cableado eléctrico, chapa. Los metales que se unen mediante la unión blanda son el acero, el cobre, el zinc, el latón y sus aleaciones.
  2. Brazing - Del mismo modo, en la soldadura fuerte deben utilizarse adhesivos con un punto de fusión superior a los 450 grados Celsius, normalmente hasta los 2.000 grados. Se utiliza para unir aceros al carbono, molibdeno, tungsteno, níquel y cromo, así como oro, plata, cobre, latón y bronce.

Podemos dividir las soldaduras duras en 8 tipos, que se diferencian por su ingrediente básico, que influye bastante en las propiedades del aglutinante:

  • Soldadura de aluminio (grado AL) - el punto de fusión está en la región de 575-630 grados Celsius.
  • Soldadura de plata (grado AG): el aglutinante más versátil, puede utilizarse para soldar la mayoría de los metales, con un punto de fusión de aproximadamente 420-1020 grados Celsius.
  • Soldaduras de cobre-fósforo (grado CP): soldaduras de cobre con fósforo añadido, utilizadas para soldar cobre, latón y bronce. Conducen bien la electricidad y son extremadamente resistentes. El punto de fusión es de 645-890 grados Celsius.
  • Soldadura de cobre (grado CU): cobre puro utilizado para soldar todos los aceros y el níquel. El punto de fusión es de aproximadamente 1070-1085 grados Celsius.
  • Soldaduras de níquel (grado NI): se utilizan para soldar acero inoxidable y aleaciones con cobalto, tungsteno o molibdeno. El punto de fusión está entre 880 y 1070 grados Celsius.
  • Soldaduras de cobalto (grado CO): se utilizan exclusivamente para soldar aleaciones duras de cobalto.
  • Soldadura de oro (grado AU): tiene buenas propiedades de soldadura y resistencia a la oxidación a altas temperaturas.
  • Soldaduras de paladio (grado PD) - tienen entre 40 y 60% de paladio, pero su componente principal es la plata o el cobre.

Cursos de soldadura y formación:

La capacidad de soldar es muy útil en el mercado laboral, de eso no hay duda. Los empresarios ven con buenos ojos a las personas que tienen esta habilidad. No es fácil, pero merece la pena dedicar tiempo a enriquecerse con una nueva competencia.

cursos de soldadura y formación Los cursos y la formación en este ámbito están a cargo de las personas más competentes del mercado. Ellos mismos son especialistas en su profesión e imparten los conocimientos de forma hábil y amena, lo que facilita aún más la asimilación de los mismos. La participación en un curso de este tipo y los conocimientos adquiridos pueden hacer que se encuentre un trabajo más rápidamente y, además, pueden resultar útiles en las tareas de la casa y el jardín.

Como la soldadura es uno de los métodos más populares de baño de metales, será muy útil para los principiantes en electrónica. El curso puede iluminar un poco y profundizar en el conocimiento de qué metales y componentes electrónicos se pueden unir.

El curso de esta asignatura abarca la soldadura fuerte y blanda de pistas de cobre o aluminio utilizadas en instalaciones de calefacción central, refrigeración y aire acondicionado. Consta de una parte teórica y otra práctica, tras la cual es el momento de recoger su certificado.

Según una normativa del Ministerio de Economía del año 2000, cualquier persona que quiera trabajar con soldadura debe tener un certificado de haber realizado un curso de formación de este tipo. No es necesario un examen para completarlo y para poder realizar trabajos de soldadura, un certificado del curso es completamente suficiente. Los cursos de formación son de pago y el precio depende del lugar y la duración del curso.

Si te interesa este tema, no esperes y apúntate a la formación en soldadura. Mejorará tu competencia a los ojos de tu empleador, pero también te aportará muchos beneficios fuera del trabajo.